Saltar al contenido

Discos térmicos lactancia: Análisis de los mejores + Guía de uso + Ofertas

No. Los discos térmicos de lactancia no son discos absorbentes de lactancia (almohadillas o protectores), aunque algunas marcas le hayan dado una forma muy similar.

También se pueden encontrar bajo el nombre de almohadillas de gel térmicas o parches de  hidrogel o almohadillas frío calor.

Da igual el nombre que le des porque lo importante aquí es que te ayudarán a sobrellevar el dolor de pecho que produce la lactancia, sobre todo los primeros días. Por eso recomendamos comprarlos y tenerlos antes de que se produzca el parto.

Sigue leyendo y te contamos cuáles son los mejores discos de lactancia frío-calor, las mejores ofertas y qué debes tener en cuenta para usarlos correctamente.

Mejores discos térmicos de lactancia

Los discos térmicos más populares y mejor valorados del mercado por su relación calidad-precio, entre otros factores, son estos:

1. Discos térmicos Avent de Philips

Rebajas
Philips Avent SCF258/02 Disco Térmico...
  • Uso en frío: para calmar los pechos doloridos o ingurgitados
  • Uso en caliente: para estimular el flujo de leche antes de la lactancia materna
  • Incluye fundas suaves
  • Diseño con forma de pecho
  • Diseñados por expertos en lactancia materna

Ya sabemos la calidad de los sacaleches Philips Avent y de nuevo hay que destacar la marca cuando se trata de discos térmicos de lactancia.

La marca especializada en el mundo del bebé y la lactancia desarrolló sus discos de la mano de Vicky Scott, matrona y asesora infantil que lleva 15 años ayudando a las madres con la lactancia.

Viene en una caja con dos unidades de discos para estimular y calmar, que se pueden usar en caliente o en frío, e incluye fundas suaves para hacerlas cómodas y agradables al tacto. Sus dimensiones son 175 x 175 x 40 mm.

Tienes que esperar bastante tiempo para que se enfríen bien, y para calentar debes hacerlo al baño maría porque en el microondas directamente no se puede. Este último es el principal inconveniente a juicio de las usuarias, pero en general el producto está bastante bien valorado por su calidad y su efectividad. También gusta por lo agradable que es el tacto de la funda.

Cuestan menos de 10 euros en Amazon, porque puedes beneficiarte de un descuento del 18%. De hecho, llama la atención que los discos sean más baratos en el ecommerce estadounidense que en la web oficial de la marca, donde su precio asciende a unos 16 euros.

2. Magic Gel

Rebajas
Bolsas de hielo de seno de lujo para...
  • ✔️ 𝗟𝗔 𝗟𝗔𝗖𝗧𝗔𝗡𝗖𝗜𝗔 𝗠𝗔𝗧𝗘𝗥𝗡𝗔 𝗡𝗢 𝗘𝗦...
  • ✔️ 𝗔𝗟𝗜𝗩𝗜𝗢 𝗜𝗡𝗠𝗘𝗗𝗜𝗔𝗧𝗢 𝗬 𝗦𝗜𝗡 𝗗𝗥𝗢𝗚𝗔𝗦 -...
  • ✔️ 𝗔𝗟𝗜𝗩𝗜𝗔 𝗘𝗟 𝗗𝗢𝗟𝗢𝗥 𝗗𝗘 𝗟𝗔 𝗛𝗜𝗡𝗖𝗛𝗔𝗭Ó𝗡 -...
  • ✔️ 𝗚𝗘𝗡𝗜𝗔𝗟 𝗣𝗔𝗥𝗔 𝗕𝗢𝗠𝗕𝗘𝗔𝗥 - Funciona con todos los kits de...
  • ✔️ 𝗥𝗘𝗨𝗦𝗔𝗕𝗟𝗘 𝗬 𝗗𝗨𝗥𝗔𝗕𝗟𝗘 - para múltiples usos a lo largo del tiempo....

No se podrían catalogar como discos térmicos porque, al contrario que los de Philips Avent, que tienen unas dimensiones de 175 x 175 x 40 mm, estos miden 25 x 16,5 cm. Es decir, que no se trata de discos de un tamaño reducido para colocar sobre la areola y el pezón, sino de cojines grandes y mullidos que te cubren todo el pecho.

Las propiedades son las mismas que los anteriores: en caliente ayudan a desbloquear conductos y favorecer el flujo de leche, y en frío reducen la congestión y alivian el dolor. De hecho, también puedes usarlos en el postparto, a modo de rehabilitación, o cuando hayas sufrido alguna lesión.

Las bolsas con perlas de gel están recubiertas con una funda de algodón de felpa con correa elástica, de manera que ayudan a ejercer presión. Y podrás utilizarlos tantas veces como quieras, hasta un total de 300 aproximadamente, según el fabricante.

Es un producto bastante popular en Reino Unido, más que de lo que Philips Avent lo es en España.

Se valora su tamaño, que resulta efectivo porque abarca todo el seno y no solo una zona localizada, además de que se trate de un producto versátil que no suele se puede usar para dar el pecho. Puedes adquirirlos por unos 14 euros en Amazon, y con gastos de envío gratuitos si tienes Amazon Prime.

3. Parches de hidrogel de Medela

Rebajas
Medela - Parches de hidrogel para...
  • Parches de hidrogel de Medela para pezones durante la lactancia.
  • Combínalo con los parches la crema de lanonina (Purelan) y los protectores de Medela para sentirte cómoda durante la...
  • Protegen los pezones durante la lactancia y alivian el dolor.
  • Facilitan el proceso de curación de las heridas en el pezón
  • También disponibles los discos absorbentes de Medela para que te sientas seca y limpia durante todo el día cuidando de...

No hay mucho que decir aquí porque ya sabemos la calidad de los sacaleches Medela y otros productos de lactancia de la marca.

En este caso, hablamos de unos parches de hidrogel para pezones que tienen como objetivo aliviar el dolor de pezones y pecho producido por la lactancia materna.

Se pueden combinar con la crema Purelan 100, sobre todo si hay heridas o grietas en pezones, así facilitarás la curación y acelerarás el proceso, además de mejorar la hidratación de la piel. Además, gracias a su pegatina se puede colocar fácilmente en el interior del sujetador.

4. Therapearl frío calor para el pecho de Lansinoh

Lansinoh Terapia de Frío / Calor para...
  • Se puede calentar al microondas o enfriar en el congelador para proporcionar alivio a mastitis, obstrucciones e...
  • Sus pequeñas perlas hacen que se adapte perfectamente al pecho incluso cuando están congeladas
  • Incluye dos unidades reutilizables con una funda lavable para mayor higiene
  • Producto 3 en 1 al poder usarse en frío, calor o para la extracción
  • Se usa también en caliente envuelto al sacaleches

Almohadillas frío calor para mastitis, obstrucciones, pechos congestionados, estimulación de leche materna o reducción del dolor de los pechos.

Therapearl 3 en 1 son probablemente los mejores discos térmicos que puedes comprar hoy en día. De hecho, son los más vendidos en Amazon, así como los mejor valorados (obtienen una nota de 4,5 sobre 5).

A diferencia de los tres modelos anteriores, Therapearl de Lansinoh incluye unas pequeñas perlas en el interior de los discos que son precisamente las que hacen que el disco se adapte bien al pecho incluso congeladas.

Se pueden congelar para usar en frío después de cada toma o calentar en el microondas para facilitar la extracción de leche más rápidamente, reduciendo el tiempo necesario de extracción. Esto último se agradece, sobre todo, si utilizas extractor de leche.

Qué son los discos térmicos (y para qué sirven)

comprar discos térmicos

Los discos térmicos son unas almohadillas circulares con un gel en su interior que permite calentarlos o enfriarlos, según el uso que se le quiera dar en cada momento. Tienen una doble función, la de estimular la producción y salida y la de calmar la zona.

Así, su uso en frío proporciona alivio a los pechos doloridos por grietas u otros, y en caliente ayudan a estimular el flujo de leche para facilitar la lactancia materna.

¿Por qué comprar discos térmicos de lactancia?

Se trata de un producto económico que puedes usar muchas veces, pues no hablamos de los discos absorbentes desechables que se colocan dentro del sujetador y están pensados para retener las pérdidas espontáneas.

No hace falta que te hagas con ellos antes de dar a luz, pues es posible que no los necesites porque tu flujo de leche materna esté bien y porque no sufras ninguna molestia en la piel. Si es así estás de suerte, porque hay muchas mujeres que sí lo experimentan.

Los primeros días de lactancia son algo dolorosos para la madre.

Ambos pechos se llenan de leche y la sensación es algo desagradable y dolorosa. Eso, sumado a la succión del bebé tiene como consecuencia que toda la zona esté realmente dolorida.

Los discos térmicos para lactancia se utilizan para reducir ese dolor. Normalmente, compras un pack de dos discos: uno frío y otro calor. Más abajo te contamos cómo usarlos, pero primero vamos a ver cuáles son los mejores que puedes comprar hoy en día.

Entonces, resumiendo:

  1. La lactancia materna no es fácil y en algunos casos es insoportable y dolorosa.
  2. Los discos térmicos alivian el dolor de inmediato.
  3. Ayudan a reducir la hinchazón.
  4. Facilitan la extracción de leche, sobre todo si vas a utilizar sacaleches.
  5. Los discos térmicos son reusables y durables en el tiempo, por lo que solo los comprarás una vez.

¿Cómo usar almohadillas de gel térmicas correctamente?

cómo usar discos térmicos lactancia

Lo ideal es que aproveches las ventajas del calor y el frío como estimulante y como calmante, respectivamente. Para no pasarte el día cambiando su temperatura, puedes variar su uso por el día y por la noche.

👉 Lo normal es utilizar el disco térmico calor antes de la toma de lactancia y el disco térmico frío para aliviar después de la toma.

Muchas mujeres utilizan, sobre todo, el disco térmico frío para el alivio post-toma y el de calor ni siquiera llegan a utilizarlo.

El uso es muy fácil porque solo tienes que colocarlo entre el pecho y el sujetador durante unos minutos. O incluso sujetarlo con la mano, depende de si estás realizando otras tareas o no.

Eso sí, ten en cuenta que uso no es recomendable en caso de mastitis porque la temperatura del pecho aumentará si usas calor y crearás las condiciones óptimas para que las bacterias que la causan se multipliquen.

En caso de estar experimentando una retención tan importante que solo sientas alivio si aplicas calor, hazlo poco tiempo y antes de las tomas (entre tres y cinco minutos) y aplica después frío durante más (de cinco a diez, aproximadamente).

Disco térmico día

Aunque todo depende de los hábitos del bebé, es probable que pases más tiempo despierta durante el día, así que podrás ir y venir al congelador para enfriar los discos.

Y es que se trata de conservarlos durante un tiempo en la nevera o en el congelador y después ponerlas sobre el pecho, siempre con las fundas para no tener problemas en la piel.

Deben durar frías un tiempo suficiente, pero cuando recuperen su temperatura o esta se eleve por efecto del calor corporal, puedes llevarlas a la nevera nuevamente.

Disco térmico noche

Si quieres usarlas de noche, es mejor optar por el efecto calor. Calienta el disco con agua caliente durante 10 minutos y humedece las fundas porque te resultará más cómodo, aunque esto último no es necesario.

En todo caso, lo que hace el efecto calor es estimular el flujo de leche, así que te convendrá concentrar su uso en la franja horaria en la que bebé haga la mayoría de tomas.

Recuerda que puedes meter los discos térmicos en el microondas.

Al principio no tendrá horarios definidos y mamará durante el día y la noche, pero a medida que se vaya adaptando a los horarios de los adultos, en las noches podrás descansar y la estimulación será menos útil.

No todos los discos son iguales, así que sigue las instrucciones del fabricante para usar los tuyos.

En definitiva, aún sin tratarse de un producto imprescindible, los discos térmicos de lactancia (o almohadillas térmicas de gel) son altamente recomendables por sus propiedades estimulantes y calmantes. Y tienen un precio tan económico que merece la pena probar si estás experimentando ciertos problemas, todo sea por el bien del bebé y porque pueda aprovecharse de los beneficios de tu leche, en lugar de usar una artificial de fórmula.