Saltar al contenido

Cojín de lactancia: ¿Cuál es el Mejor Valorado en 2020? [+OFERTAS]

Comprar un cojín de lactancia, ¿sí o no?

Pues, a ver, que se puede practicar lactancia sin un cojín es totalmente cierto. Probablemente tu madre y tu abuela lo hacían así.

Y probablemente también lo hacían más incómodas. Esa es la verdad.

Seamos sinceros desde el principio: existiendo cojines de lactancia que facilitan la postura y cuidan tu espalda, preservándola de dolores posteriores, ¿por qué no ibas a utilizarlo?

Cuidar a tu bebé va a ser tu tarea principal, pero cuidar de ti también. Y, querida madre, hay que dar gracias a la evolución y a la aparición del cojín de lactancia como elemento que facilita cada toma del bebé.

Para ayudarte a decidir qué modelo comprar, hemos seleccionado y analizado los mejores cojines de lactancia y además hemos buscado las mejores ofertas online para facilitarte el trabajo. Lo tienes todo a continuación en nuestra guía de compra con opiniones.

Mejor cojín de lactancia del 2020: OFERTAS

comprar mejor cojín lactancia

Plantarse en la tienda para bebés o delante del catálogo de cojines para lactancia de Amazon es un paso. Elegir ya se pone más complicado.

Hay tantas marcas y modelos de cojines de embarazo y lactancia que, sin un análisis bien hecho, resulta imposible saber cuál es mejor o cuál comprar que se adapte bien a ti y a tu bebé.

Nosotros hemos hecho el trabajo por ti y este es el resultado:

1. Theraline

theraline cojin lactancia

VER PRECIO EN AMAZON

Es, casi con toda probabilidad, la mejor almohada de lactancia que puedes comprar a día de hoy.

Este cojín en forma de V es grande, y cuando decimos grandes es porque su tamaño no tiene nada que ver con los modelos que encontrarás más abajo. Hablamos de una almohada de 190 x 38 cm que te va a facilitar mucho la vida, tanto en las últimas semanas de embarazo como en la etapa de lactancia. Muy similar a la famosa almohada de lactancia antialérgica Joyfill Flexofill de 190 x 40 cm.

Alta calidad de materiales, resistencia en el tiempo y comodidad. Esas son las palabras con las que mejor podemos definir a este cojín para embarazo y lactancia.

La oferta incluye cojín y funda. El relleno es de perlas de algodón y la funda dispone de cremallera de apertura, lo que facilita el lavado y secado, que por cierto, puede hacerse en lavadora y secadora sin problema.

Está disponible en un sinfín de colores y el único inconveniente que podríamos ponerle es que es algo más pesado que otros cojines de lactancia, llegando a los 1,2 kg, aproximadamente.

2. Babymoov Doomoo

babymoov doomoo

VER PRECIO EN AMAZON

El Doomoo es uno de los cojines de lactancia más demandados por las mamás y papás.

Si tuviéramos que definirlo con una sola palabra diríamos que es puro confort.

Da igual si lo usas para dar pecho o para dar biberón porque incluso el padre estará agradecido de colocarlo en su cintura para dar de comer a su pequeño/a.

También es ideal para el embarazo porque te permitirá dormir apoyando la tripa o colocándolo entre las piernas. Esta última postura es ideal para reducir tensión en la parte de la pelvis y dormir de lado sin dolores. Además, se puede usar como reductor de cuna o como protector.

Es un cojín de lactancia grande que llega a los 135 cm de largo y las madres que lo han probado lo recomiendan sin dudarlo. Por eso tiene una puntuación de sobresaliente con más de 900 valoraciones.

Ah, y la funda se puede quitar y lavar a máquina. Vamos, que no podemos ponerle ni un solo pero.

3. Chicco Boppy

chicco boppy

VER PRECIO EN AMAZON

 

El cojín de lactancia Chicco Boppy es uno de los mejor valorados por los compradores, que le dan casi un 5 sobre 5 de puntuación con 551 valoraciones en Amazon.

Y claro, tantas opiniones positivas no son casualidad.

Estamos delante de uno de los cojines de lactancia más sencillos y ligeros del mercado.

Tiene forma de U para acoplarse a la cintura de la madre (es ajustable, así que se puede apretar o aflojar conforme a tu cintura) y su composición es de fibra blanda indeformable. Ambas características lo convierten en un cojín ergonómico y cómodo que ayuda a la madre y al bebé a reducir tensión muscular de brazos, espalda y cuello.

Además, le sirve como nido de relajación al bebé, incluso fuera del tiempo de toma. Es ideal porque favorece la digestión y evita regurgitaciones.

Posteriormente, a partir de los 6 meses de edad de tu bebé, le ayudará a experimentar movimientos y e incluso a aprender a sentarse.

Lo puedes utilizar durante el embarazo y después entre los 0 y los 9 meses.

Por otro lado, el Chicco Boppy es desenfundable y lavable, algo fundamental cuando se trata de un complemento para la lactancia donde las regurgitaciones y las manchas de leche son el pan nuestro de cada día.

Muchos padres hablan de un antes y un después en su periodo de lactancia gracias al cojín Chicco Boppy, así que puede ser lo que estás buscando para amamantar a tu bebé recién nacido de forma cómoda. Cómpralo o añádelo a tu lista de nacimiento sin dudarlo.

4. Cambrass Star

cambrass star

VER PRECIO EN AMAZON

 

Otro de los mejores cojines de lactancia que puedes comprar en oferta, aquí y ahora.

Este cojín de lactancia te permitirá sentarte de forma cómoda durante las últimas semanas de embarazo y es perfecto para amamantar a tu bebé en una postura cómoda y correcta para ambos, evitando regurgitaciones o dolores de brazos y espalda.

Cumple la función de cualquier cojín de lactancia, dándote apoyo para soportar al bebé y no sufrir tensiones en codos, muñecas y espalda en general.

Su tamaño es de 53×45 cm y queda muy bien sujeto a la cintura, así que hablamos de una almohada de lactancia más bien pequeña, pero ideal para recién nacidos. Además, es firme, pero blandito, así que tu bebé estará estupendamente también.

Eso sí, tiene un contra: no es desefundable.

5. Mimuselina cojín de lactancia gemelar

cojin lactancia mimuselina

VER PRECIO EN AMAZON

Si buscas un cojín de lactancia gemelar, este es el mejor valorado por las mamás de bebés gemelos o mellizos que lo han probado con sus propias manos.

La lactancia mixta o lactancia en tándem es complicada, pero con el cojín de Mimuselina extra grande con relleno de gomaespuma podrás amamantar a tus bebés de forma cómoda. Es de los rígidos, para que nos entendamos, y tiene una altura de 14 cm.

A diferencia del cojín de lactancia estándar, este está formado por dos piezas: una redondeada con forma de U donde se apoyan los bebés y un refuerzo lumbar para la madre que se adapta a tu espalda baja sin problemas.

Es desenfundable y lavable,  así que es difícil ponerle un pero a este modelo. Muy recomendable.

6. Cojín lactancia Medela

cojin lactancia medela

VER PRECIO EN AMAZON

 

¿Qué vamos a decir de esta marca? Somos fans absolutos de los sacaleches Medela y también de su cojín de lactancia, claro está.

Se trata de un cojín con forma de media luna con un largo de 170 cm que resulta perfecto para sujetar al bebé de forma segura y cómoda mientras das el pecho o simplemente le das el biberón si has optado por la extracción de leche materna. De hecho, la mayoría de mamás destacan que es blandito pero no se hunde, y eso es fundamental para amamantar.

Sea como sea, es uno de los modelos más cómodos y por eso obtiene una puntuación de casi 5 de 5.

Hay que decir que esta almohada de lactancia de Medela también es perfecta para la última etapa de embarazo porque te ayudará a descansar de forma más cómoda, apoyando lumbares e incluso tripa sobre el cojín.

Viene con funda extraíble de algodón puro antialergénica.

7. Koala Babycare

koala babycare

VER PRECIO EN AMAZON

 

Es el cojín de lactancia multiusos por excelencia y no es de extrañar que sea uno de los más vendidos este año.

Como nido o redcuctor de cuna, como cojín protector de cuna (dispone de cuatro cordones para atarlo a la cuna y hacerlo fijo), como cojín de lactancia y como cojín para embarazo. Vale para todo.

El Koala Babycare es 100% hipoalergénico y está relleno de fibra de silicio para favorecer la comodidad de la espalda de la mamá y la postura del bebé. Este relleno de poliéster siliconado es el mejor porque no hace ruido como en el caso de los cojines de lactancia rellenos de perlas y además ofrece un soporte uniforme en todo cojín y no solo por determinadas partes.

Además, el cojín Koala Babycare incluye una funda extraíble de algodón que podrás desenfundar y lavar en lavadora a 30 grados. En cuanto a la funda interna de microfibra, también podrás lavarla hasta a 60 grados, así que la higiene con este cojín es máxima.

Es súper cómodo, de verdad. Tienes que probarlo.

Los cojines de lactancia más vendidos en 2020

mejores cojines de embarazo y lactancia

A veces las marcas y modelos más conocidos no son los más vendidos. Si ninguna marca ni modelo de los destacados anteriormente te llama en particular, puedes optar por algunos de los modelos más vendidos en 2020, que además están muy bien valorados.

Son estos:

Cojín lactancia: Guía de Compra + Opiniones

que cojin para lactancia comprar

Ahora que ya sabes cuáles son los mejores cojines de lactancia es tiempo de pararse a pensar qué es lo que realmente necesitas.

En esto de la lactancia no hay mucha ciencia y lo que buscamos las mujeres es comodidad. Ten en cuenta que el bebé va a querer comer cada 2 o 3 horas, que tendrás que levantarte, que tendrás sueño y que el cansancio es el peor de tus aliados cuando eres madre.

Soportar todo el peso de la lactancia directamente con tu espalda y tus brazos no es buena idea. De ahí que comprar un cojín de lactancia sea nuestra recomendación primordial.

En cuanto a los factores más importantes a considerar a la hora de comprar un cojín de embarazo y lactancia, es fácil. Deberás fijarte en las siguientes características:

  • Tamaño: puedes encontrar cojines más grandes o más pequeños. Si lo vas a usar para facilitar el descanso durante el embarazo te recomendamos elegir uno de los modelos XL. Sin embargo, algunas mujeres prefieren cojines más pequeños porque les parecen más ligeros y cómodos a la hora de amamantar al bebé.
  • Composición del relleno: los puedes encontrar rellenos de microfibras, pero también de perlas. Estos últimos tienen el inconveniente de que hacen ruido, pero resultan muy cómodos para el bebé. Si quieres un cojín más firme entonces no compres un modelo relleno de perlas, ese es nuestro consejo.
  • Firmeza: está ligado a lo anterior. Los hay más blanditos y más duros. Lo mejor para determinar esto si vas a comprar online es que revises las opiniones de otras compradoras.
  • Funda extraíble y lavado a máquina: la mayoría de cojines de lactancia vienen con funda incluida o se puede comprar aparte, lo que facilita su lavado y la higiene para con el bebé. Ten en cuenta que las regurgitaciones mancharán el tejido y que cuanto más fácil sea de lavar, mejor.

Precio: ¿Cuánto cuesta un cojín de lactancia?

Hay un cojín de lactancia para cada presupuesto. Eso es así.

En general, no es un artículo caro y cualquier familia se lo puede permitir. Y si no, también se puede incluir en la lista de nacimiento y esperar a que te regalen uno de los mejores (o no).

El caso es que con un presupuesto de entre 25 y 80 euros hay un amplio abanico de modelos donde elegir.

Opiniones de los cojines de lactancia

opinones del cojín de lactancia

Ojo porque no todos los modelos de almohada de embarazo y lactancia obtienen buenas valoraciones.

A la hora de comprar cualquier producto es muy importante tener en cuenta las opiniones de otros compradores y más cuando se trata de un artículo que vas a usar solo durante unos meses, ¿no crees?

Pues bien, algunas de las opiniones de compras verificadas que hemos seleccionado son estas:

Cristian sobre el cojín de lactancia de Medela:

Una gran compra. Es una maravilla y el cojín ha marcado un antes y un después en la etapa de lactancia para mi mujer. Está muy contenta. Lo recomendamos.

Ceci compró el modelo Cambrass Star. Le da 5 estrellas y añade:

Compré este cojín fiándome de los comentarios y estoy encantada. Es perfecto para darle el pecho sentada en el sofá sin que sufra la espalda. Lo uso hasta en silla mientras como y ella puede seguir comiendo también. Muy contenta con la compra. Cumple con mis expectativas.

Bafun le da 5 estrellas al cojín Chicco Boppi y comenta:

Es un imprescindible. Después de probar varios modelos de cojín de lactancia, dimos con este por recomendación de una amiga y fue un antes y un después. Mi mujer experimentó una mejora indescriptible. El único pero son los diseños de la funda, pero el resto es perfecto para que mi mujer dé el pecho relajado y sin tensión ni dolor en brazos y espalda. Además, lo usamos para dormir al bebé y que no pueda girarse, así que súper seguro también para este fin.

Luisa le da 5 estrellas al cojín Theraline y añade:

Si quieres dormir mejor, ni te lo pienses. Llevo dos meses usando el cojín y estoy muy contenta. Puedes moldearlo a tu antojo y eso está genial para cuando tienes molestias en la tripa porque puedes ahuecarlo por esa parte (lo usé mucho durante la etapa final del embarazo). Me parece mucho más cómodo que los que tienen forma de U y están rellenos completamente.

Dónde comprarlo: Mejores ofertas online

Nosotros te hemos presentado las mejores ofertas en cojines de lactancia teniendo en cuenta la relación calidad-precio, pero si tienes tiempo de investigar por tu cuenta te recomendamos las siguientes tiendas:

  • Carrefour: encontrarás cojines de lactancia baratos de marcas como Interbaby o Chicco por menos de 25 euros, pero ninguno de los que hemos mencionado en esta guía.
  • Amazon: es la tienda online donde más variedad de marcas y modelos vas a encontrar ( y de diseños, claro). Aquí están todos los cojines de embarazo y lactancia que hemos presentado hoy aquí, y otros tantos. Además, si eres de Amazon Prime lo recibirás al día siguiente, así que todo son ventajas.
  • El Corte Inglés: las almohadas de lactancia de más calidad están también aquí. El Babymoov Doomoo, el cojín de Medela, el Chicco Boppy e incluso los de Tuc Tuc o Ergobaby. Eso sí, revisa los precios porque suelen ser un poquito más caros que en Amazon.
  • Alcampo: sucede exactamente lo mismo que en Carrefour. Apenas encontrarás 2 o 3 modelos de calidad baja-media, así que creemos que no merece la pena optar por estos comercios.
  • IKEA: la almohada LEN es el cojín de lactancia de IKEA del que hablan muy bien, pero algunas madres se quejan de su baja firmeza (se hunde la cabeza del bebé y no puedes apoyar bien los brazos). Si te decantas por él, al menos, visita una tienda física y comprueba que cumple tus expectativas. Es muy barato, apenas cuesta 20 euros y lo puedes comprar online desde aquí.
  • Prenatal: no tienen apenas variedad. De hecho, solo venden el Chicco Boppy con sus complementos y fundas; y el Allover That´s Love.
  • Kiabi: disponen de su propio cojín de lactancia exclusivo en página web. Está valorado con una puntuaciónd e 4 estrellas sobre 5 y tiene un precio alrededor de los 30 euros. Lo encontrarás en la sección de puericultura.

Preguntas frecuentes sobre el cojín de lactancia

preguntas frecuentes sobre almohadas de lactancia

¿Has llegado hasta aquí y te surgen todavía mil dudas de cómo usar un cojín de lactancia o incluso has pensado en hacerlo a mano tú misma?

Tranquila, vamos a ayudarte en esto también. Sigue leyendo.

¿Cómo utilizar el cojín de lactancia?

Utilizar la almohada de lactancia es realmente fácil. Las posturas de lactancia recomendadas implican estar sentada y colocar el cojín alrededor de tu cintura. Digamos que tu cintura queda dentro del cojín y la abertura del mismo queda en tus lumbares, para que te hagas una idea.

La postura es perfecta para apoyar al bebé y rodearle con tus brazos, apoyando los codos y los antebrazos en el cojín. Recuerda mantener la espalda recta y las cervicales apoyadas en la silla o sofá.

También puedes recostarte en la cama y colocar al bebé tumbado mirando hacia tu pecho y encima del cojín. Cuando estés muy cansada esta puede ser la mejor opción para ti.

¿Cómo usarlo para dormir durante el embarazo?

Si lo quieres usar para dormir hay una postura perfecta en la que todas las madres coinciden en afirmar que es la más cómodo y es recostándote de lado y metiendo el cojín entre tus piernas, situando una pierna por debajo y otra por encima. Mucha gente duerme con la almohada así, no es tan raro como puede sonar al leerlo.

En cualquier caso, estas son solo las ideas de posturas más comunes, pero se trata de utilizar tu cojín de lactancia para facilitar el descanso y dar el pecho a tu bebé de la forma más cómoda, así que lo mejor es que tú misma pruebes diferentes opciones y vayas variando.

¿Cómo hacer un cojín de lactancia?

Si estás hecha una manitas puedes confeccionar tu propio cojín de lactancia. Solo necesitarás un patrón para seguir y unas instrucciones con el paso a paso. ¡Todo es ponerse!

Esta confección tiene una dificultad media, un coste de unos 10 euros y tardarás en torno a las 2 horas para finalizarlo.

patrón cojín lactancia

Para empezar, estos son los materiales que necesitarás:

  • Guata o miraguano.
  • Tela blanca y tela estampada.
  • Agujas y alfileres.
  • Hilo.
  • Tijeras.
  • Una cremallera.
  • Una máquina de coser.
  • Un patrón.

El paso a paso es el siguiente:

1. Cortamos sobre tela blanca 2 piezas del patrón completo en forma de C.
2. Las unimos cosiendo los bordes a máquina. Dejamos una abertura de unos 10cm sin coser.
3. Damos la vuelta al cojín por la abertura para que queden las costuras por dentro. Rellenamos de
guata y cosemos la abertura con punto escondido.
4. Cortamos sobre la tela estampada 1 pieza del patrón completo para la parte delantera.
5. Cortamos el patrón por la línea “centro” y después por la línea “cremallera. Cortamos estas 3
piezas sobre tela. Dejamos márgenes para las costuras en las líneas centro y cremallera.
6. Hacemos un dobladillo en las piezas de la cremallera y las sujetamos a la cremallera con
alfileres. Las cosemos a máquina.
7. Colocamos las dos piezas juntas con el derecho hacia adentro y cosemos a máquina la costura
“centro”.
8. Colocamos juntas las dos piezas completas de tela estampada con el derecho hacia adentro y
cosemos a máquina por los bordes. Dejamos una abertura sin coser.
9. Damos la vuelta a la funda estampada y cerramos la abertura con punto escondido.
10. Introducimos el relleno dentro de la funda estampada y cerramos la cremallera.

Si quieres seguir el videotutorial e ir viendo el paso a paso, es este:

Y hasta aquí todo lo que teníamos que contarte para comprar un cojín de lactancia y disfrutar de esta etapa tan dura desde el lado de la comodidad. ¡Esperamos que hagas una buena elección y que vengas a contarnos qué tal ha ido!