Saltar al contenido

Bolsas de leche materna y recipientes: para qué sirven y cuáles son las mejores

bolsas para leche materna

Las bolsas para leche materna o los recipientes podrían convertirse en tus aliadas cuando tengas que volver al trabajo o cuando tengas que dejar al bebé con su padre o sus abuelos. De hecho, tenerlas junto al extractor de leche es recomendable por otros motivos que te explicamos más abajo.

Te contamos cómo debes realizar el proceso y qué bolsas de leche o recipientes debes comprar, haciendo una comparación entre varias de ellas para que tú solo tengas que hacer clic y comprar las mejores bolsas para congelar leche materna

Qué bolsas para leche materna comprar

Bolsas para almacenar leche materna hay muchas, aunque consideramos que las mejores por prestaciones y relación calidad-precio son las que analizamos a continuación:

Medela

Bolsas Leche Materna para el...
  • DE GRAN CAPACIDAD Y CON MARCADO DE ETIQUETAS: el paquete de 100 unidades, con medición precisa, permite contener hasta...
  • PRE-ESTERILIZADO Y SIN BPA: nuestro contenedor es hecho de material de grado alimentario desinfectado que es seguro,...
  • ANTIDERRAMES Y FÁCIL DE ABRIR: nuestras bolsas de almacenamiento de leche materna están diseñadas con un cierre de...

Medela presenta cajas con 25 o 50 bolsas fabricadas en un material apto para el uso alimentario y sin BPA.

Sus unidades permiten almacenar 180 ml de leche y tienen un diseño plano para que ocupe menos espacio, además de doble cierre de seguridad. Y, por supuesto, espacio suficiente para poder etiquetarlas. Además, vienen con una bolsa de transporte para que puedas llevarlas a todas partes.

Según indican la marca, te permiten almacenar la leche a temperatura ambiente durante cuatro a seis horas, de tres a cinco días en el frigorífico si está recién extraída y de seis a nueve meses en el congelador.

Son las más populares de la lista y su valoración casi alcanza la puntuación máxima en Amazon, así que están entre las más recomendadas. La caja de 50 unidades cuesta menos de 12 euros.

Momcozy

Bolsas Leche Materna para el...
  • DE GRAN CAPACIDAD Y CON MARCADO DE ETIQUETAS: el paquete de 100 unidades, con medición precisa, permite contener hasta...
  • PRE-ESTERILIZADO Y SIN BPA: nuestro contenedor es hecho de material de grado alimentario desinfectado que es seguro,...
  • ANTIDERRAMES Y FÁCIL DE ABRIR: nuestras bolsas de almacenamiento de leche materna están diseñadas con un cierre de...

Las bolsas para congelar leche materna de Momcozy vienen en cajas con 100 unidades, y te permiten almacenar más líquido que las de Medela pese a que el tamaño varía poco: 200 ml. Y, como las anteriores, están fabricadas con proceso de preestirilizado y sin BPA, por lo que son plenamente seguras para el almacenamiento.

También tienen un doble cierre para evitar evitar accidentes, y se abren lo suficiente como para facilitar el momento de verter la leche desde el biberón a la bolsa. Tiene un diseño a prueba de escapes, con los picos recortados para dirigir bien el líquido y que no se caiga. También tienen bastante espacio para el etiquetado.

Aunque sin llegar a la popularidad de Medela, las bolsas de Momcozy también están entre las más buscadas, y resultan útiles a la mayoría de madres que las adquieren. El pack de 100 cuesta unos 20 euros.

Max Strength Pro

Rebajas
Bolsas de almacenamiento de leche...
  • CADA. SOLTAR. ASUNTOS: ¡Expresar leche no es una tarea fácil y lo último que quieres es desperdiciarla! A diferencia...
  • 100% SEGURO. GARANTIZADO: la seguridad de su hijo es nuestra máxima prioridad. Al proteger la manzana de su ojo, nos...
  • PARA MUJERES OCUPADAS: Sabemos que una súper madre como usted tiene una larga lista de diligencias, por lo tanto, todas...

Las bolsas para leche materna de Max Strenght Pro permiten almacenar incluso más leche que las dos anteriores, pues llega hasta los 250 ml. Y lo cierto es que tienen un tamaño muy estandarizado, así que no verás tu frigorífico o congelador lleno de bolsas que, al final, guardan menos líquido.

Por lo demás van en la línea de las anteriores, en cuanto a que está hecho en materiales no tóxicos y preesterilizadas, tienen un diseño a prueba de derrames con doble cierre seguro. Como extra, la base le permite quedarse de pie en el frigorífico o congelador, por si prefieres almacenarlas de pie.

En valoración son similares a las de Medela, aunque en popularidad no son comparables. En todo caso, por lo que permiten almacenar, las prestaciones y el precio, que es de menos de 22 euros, creemos que merecen la pena.

Lansinoh

Rebajas
Bolsas de Almacenamiento de Leche...
  • Aptas para almacenar en la nevera o congelador, tanto acostadas como de pie
  • Preesterilizadas y fabricadas con polietileno apto para conservar alimentos
  • Cierre higiénico de seguridad con prueba de apertura y sellado doble para evitar derrames

Las bolsas de congelación de leche materna de Lansinoh vienen en cajas de 50 unidades, pero no guardan tanto líquido como Momcozy y Max Strenght Pro: 180 ml, como Medela.

Están presterilizadas y fabricadas en un polietileno apto para conservar alimentos, con cierre higiénico de seguridad y doble sellado. Los laterales también tiene doble costura, y el fondo se puede expandir para almacenarlas de pie. Traen la etiqueta de rigor para que puedas escribir la fecha.

A juicio de los usuarios, las de Lansinoh son la mejor alternativa a Medela. Resultan prácticas por cuestiones como el doble cierre, y su relación calidad-precio explica también que tengan tan buena valoración. Cuestan entre 15 y 16 euros, luego son más caras que las de Medela.

Nuk

Rebajas
NUK bolsa de leche materna | 180 ml | 25...
  • A prueba de fugas gracias a su doble cierre
  • Especial para almacenar la leche materna en la nevera y congelador
  • Ahorran espacio

Las bolsas para almacenar leche materna de Nuk resultan algo más estrechas, pero también pueden almacenar 180 ml. También tienen doble cierre y permiten el etiquetado, señalando los parámetros de fecha, nombre (habitualmente se suele apuntar un número para saber cuáles ir gastando primero) y volumen extraído.

Aunque cuestan menos de 10 euros, la opción resulta algo más cara que Medela o Lansinoh, bolsas que también permiten almacenar 180 ml. Y es que en el paquete viene 25 bolsas estirilizadas, y no 50 como en el caso de las marcas mencionadas.

Puede que esto sea lo que explique por qué no tiene la popularidad de las anteriores, aunque quienes confían en ellas no suelen terminar decepcionados.

Recipientes para leche materna

recipientes para almacenar leche materna

Las bolsas no son las únicas que permiten almacenar leche materna, hay otros artículos que puede que te resulten más interesantes. Los vemos también porque, aunque algunos no están pensados solo para almacenar la leche materna, su diseño y materiales también lo permiten.

Set de recipientes para leche materna de Philips Avent

Rebajas
Philips Avent - Set de recipientes para...
  • 10 recipientes de 180 ml
  • Tapa antiderrames
  • Fácil de usar y limpiar

Philips Avent te ofrece la posibilidad de hacerte con varios sets: de 10 recipientes, de cinco, de cinco grandes o de 20 con libro de recetas incluidos (ya decimos que no solo están pensados para almacenar leche).

Todos vendrán con sus tapas y con dos adaptadores, esto es, tapas con una boquilla especial más pequeña para trasladar líquidos de un lugar a otro con mayor precisión.

A excepción de los grandes, que permiten meter hasta 240 ml los pequeños hacen lo propio con hasta 180 ml.

Son fáciles de usar y de limpiar en el lavavajillas o estilirizador, y aptos para el frigorífico, el congelador, el calientabiberones y el microondas, así que podrás almacenar la leche por más o menos tiempo, apiladas.

No tiene un diseño antiderrames como las bolsas, que tienen los picos recortados para ayudar a dirigir el líquido, pero la tapa resulta más segura.

Aunque tampoco permiten tanto espacio para el etiquetado, sí que se puede escribir sobre las tapas (o usar una pegatina). Más ventajas respecto a las bolsas es que son más manejables a la hora de extraer la leche directamente sobre ellos (más aún si tienes sacaleches compatibles que se puedan acoplar), y que se pueden reutilizar con más garantías.

En popularidad, no se puede comparar con las bolsas de almacenamiento, pese a que estas ocupan menos espacio en el frigorífico o el congelador. Gustan por la versatilidad, la capacidad de almacenaje o los fáciles de limpiar que son, y puedes encontrar los sets desde menos de 6 euros en Amazon según el que elijas.

Tarros de Suavinex

Suavinex - tarritos almacenaje leche...
  • Recipientes para almacenaje, ideales para transportar la comida del bebé o almacenarla en el frigorífico o en el...
  • Incorpora 10 unidades con tapa de rosca hermética anti-fuga
  • Formato apilable para ahorrar espacio al almacenar colocando los recipientes unos encima de otros

Lo de Suavinex también son tarros de plástico sin BPA que se puede para alimentos líquidos y sólidos. Como los anteriores, tienen forma apilable para ahorrar espacio, tapa de rosca hermética antifuga, espacio para apuntar la fecha y cantidad de leche y compatible con algunos sacaleches para la extracción directa. Es apto para lavavajillas y microondas.

Están lejos de la popularidad de los anteriores, pero la valoración es alta. El set de 10 unidades cuesta menos de 15 euros, un precio que varía bastante con el anterior y puede explicar las diferentes opiniones.

Cabe mencionar que la marca también vende bolsas muy innovadoras con tapón, así como otro modelos sin él, pero con un diseño similar a una tetera que sí que permite dirigir bien la leche para que no se derrame ni una gota.

Sets de Babymoov babybols

Rebajas
Babymoov Babybols A004309 - Pack de 6...
  • Modelo esterilizable, válido para microondas, congelador y lavavajillas
  • Práctico de conservar y transportar las comidas del bebé
  • Material transparente y superficie apta para anotar la receta conservada tantas veces como sea necesario

Este es un pack con seis contenedores de 250 ml, aunque también puedes comprar el set tres tarros de 120 ml, tres de 180 ml y tres de 250 ml, con tres cucharas.

Como los anteriores, puedes almacenar tanto la leche materna como papillas y purés, además de alimentos sólidos. Tienen tapadera de rosca con cierre 100% hermético son fáciles de limpiar en el lavavajillas, y son aptos también par microondas para poder tanto calentar comida como esterilizar. Y puedes escribir sobre la tapa y almacenarlos unos sobre otros.

El pack de seis tarros de 250 ml cuesta menos de 9 euros en Amazon, y el de tres por tres con las cucharas va más allá de los 20. Es mucho más popular y está mejor valorado que el producto de Suavinex, aunque no llega a altura de Philips Avent. Gusta por la buena calidad, por el tamaño que tienen o por su versatilidad, porque son aptos para el congelador, para el microondas y para el baño maría.

¿Por qué congelar y almacenar leche materna?

bolsas para congelar leche materna

Las bolsas y recipientes extra permiten almacenar mucha más leche de la que permiten los sacaleches.

Puedes tener varias con diferente capacidad y congelarla para usar en cualquier momento, por lo que suelen ser recurrentes para las madres que se han incorporado al trabajo y quieren seguir adelante con la lactancia.

Nosotros te lo recomendamos encarecidamente, ya que las autoridades médicas coinciden al hablar de los beneficios de la leche materna y en que la lactancia debería prolongarse tanto como sea posible.

Si produces mucha leche podrás extraerla con más frecuencia al tener más opciones para el almacenamiento, por lo que sentirás alivio. Además, al extraer siempre estarás estimulando el pecho para que conseguir no dejar de producir, de manera que sí se podría ese objetivo de amamantar tanto como sea posible.

Recuerda que la Organización Mundial de la Salud aconseja mantener la lactancia hasta los dos años, aunque el destete suele hacerse a las 12 meses o incluso antes.

¿Cómo hacerlo?

Está claro que la leche materna es un alimento ideal para tu bebé, pero si pierde propiedades no podrá obtener todos sus beneficios. De ahí la importancia de extraer la leche correctamente y almacenarla bien para su adecuada conservación, partiendo siempre de que la leche materna recién extraída es mejor que cualquier otra, sea refrigerada o congelada.

Pero cada cual tiene las circunstancias que tiene.

  • Las bolsas vienen cerradas, así que tendrás que abrirlas para introducir la leche.
  • Lávate bien las manos antes de hacerlo y evita soplar para no introducir gérmenes, porque dañará las propiedades de la leche.
  • Cuando vayas a cerrarla, tumba la bolsa y tócala con las manos para extraer el aire.

Conservar la leche en el frigorífico o congelador

Puedes tener leche refrigerada para consumir en las siguientes horas o días. Métela en el frigorífico y asegúrate de que se encuentra a una temperatura de 4º como mínimo, o inferior y en las baldas de más frío (generalmente es el estante que está encima del cajón de las verduras).

Podrás conservarla durante tres días, o cinco si la has extraído con unas condiciones máximas de limpieza. Esto es, siguiendo las pautas más rigurosas de limpieza y desinfección.
  • Si la quieres almacenar y conservar, debes proceder inmediatamente después de la extracción, pasando la leche desde el recipiente del sacalches a la bolsa.
  • Puedes ir añadiendo pequeñas cantidades a la bolsa, pero enfría la leche antes y vértela luego, es decir, no añadas leche a temperatura ambiente a la que ya está fría.
  • Lo ideal es que etiquetes las bolsas con la fecha de extracción para tener control sobre la conversación, usando un rotulador permanente. Puedes también indicar cantidades u hora de extracción.
  • Si quieres que aguante más tiempo, puedes almacenar las bolsas en el congelador a una temperatura de -18º o inferior. Te puede durar hasta los seis meses, o más si estás segura de haber sido extremadamente limpia (hasta nueve).

Sea en el frigorífico o en el congelador, un truco para que te ocupen menos espacios es tumbarlas.

Usar la leche después de refrigerar o congelar

Para descongelarla puedes meterla en el frigorífico, pero debes dársela al bebé en menos de 24 horas. A temperatura ambiente te durará solo dos horas, pero una vez se descongele no la vuelvas a congelar.

Cuando vayas a utilizarla, ponla en el biberón y mueve suavemente, porque verás que se ha separado la grasa y se ha quedado en la parte superior. No lo hagas con mucha energía para no perder los elementos nutritivos y protectores.

Si quieres calentarla, coloca la bolsa en un recipiente con agua tibia, durante unos minutos hasta que alcance los 37º aproximadamente, los de la temperatura corporal. Puedes usar también un calientabiberones, pero no dejes que se vaya más allá de los 40º.

Tanto las bolsas para leche materna como los tarros ayudan a almacenar y conservar la leche para que no tengas que renunciar a la lactancia cuando no puedes estar 24 horas con el bebé. Seguirás produciendo a la vez que sientes alivio, y tu bebé se beneficia de todas las propiedades de tu alimento.